Virtualización de servidores sin mediación

Programas de virtualización compiladas en el interior del kernel

El mayor contraste que pone en oposición los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente el conjunto de los demás servidores virtuales consiste en la tecnología de virtualización en sí. Mediante KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en la máquina anfitriona – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se elaboran en el interior del sistema operacional del host. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar para correr aplicaciones adicionales mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas guest. La falta de este eslabón de comunicación extra reduce asimismo los valores de timeout de entrada y salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin mediación

Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Asignaciones de servidor a su entera disposición

Gracias a la omisión de la sobrecarga que consiste en tener un nivel de virtualización adicional a través de la cual va toda la comunicación con el servidor principal, los KVM VPS es capaz de disfrutar de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Los directrices de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el kernel del sistema operacional del host, o, en otras palabras, el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor sin mediación. Esta redundancia en la comunicación reducida lleva a un mejor desempeño en situaciones reales frente a los demás sistemas virtualizadores.
Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Un sistema operativo de su predilección

Obtenga el sistema operativo que prefiera

Mediante el VPS, usted puede disfrutar de una autonomía completa del servidor madre en lo que se refiere al sistema operativo. Los procedimientos de virtualización KVM permiten a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el el hardware, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Pues, con la imagen ISO apropiada, no habrá nada más fácil de cargar un sistema operativo con el que su servidor podrá funcionar – desde una distribución de Linux muy desconocida e llegando a las últimas versiones de Windows Server.
Un sistema operativo de su predilección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL